No es lo mismo una doble ventana y un doble acristalamiento. En el primer caso se instalan dos ventanas, una hacia el exterior de la fachada y otra hacia el interior. En el segundo caso se trata de una sola ventana pero con cristal doble. El espacio que ocupa una doble ventana y un doble acristalamiento no es igual. En el primer caso se trata de cubrir todo el espesor del cerramiento de la fachada.

No es mejor una opción que la otra, ya que no hay una solución perfecta. Dependerá de las necesidades de cada vivienda y de las condiciones del cerramiento: orientación, situación geográfica, tipos de cerramiento…

La solución de la doble ventana es, en principio, menos eficiente que un buen acristalamiento doble. Pero para saber qué solución es mejor habría que realizar un cálculo de pérdidas energéticas y comparar ambas opciones.

En condiciones tipo, una doble ventana aísla peor que una ventana con doble acristalamiento. A no ser que se utilice doble acristalamiento y doble ventana a la vez. Pero para realizar esta inversión se deben considerar todas las variables, ya que no tiene sentido instalar doble acristalamiento y doble ventana en lugares muy calurosos.

Sin embargo, si consideramos otros condicionantes, la ventana doble es mejor que el doble acristalamiento. Por ejemplo, en el caso de aislamiento ante el ruido es más eficaz una doble ventana, pues siempre podremos tener una cerrada y la otra abierta, lo que puede mejorar las condiciones acústicas. Por otro lado, la doble ventana también permite, en el caso de tener una persiana entre cámaras, conseguir un efecto invernadero que mejore las condiciones interiores.

La doble ventana, está formada por dos ventanas independientes, colocadas una delante de la otra, cada una con su propio marco y bastidor. Este sistema reduce en un alto porcentaje, la pérdida de calor del interior del hogar.

La cámara de aire existente entre ambas ventanas actúa como el mejor aislante para impedir la entrada no sólo del frío, sino también la del calor y la del ruido exterior. Se debe a que el aire es un buen aislante por conducción como por convección. Es decir, como el aire de la cámara no se mezcla con el aire frío de fuera, la conducción por convección queda frenada, lo que evita el enfriamiento.

ventanas-sin-obra2