Beneficios de instalar ventanas aislantes en tu vivienda

El día que decidiste poner un gran ventanal que te ofrece preciosas vistas al exterior lo hiciste sin pensar en la calidad de las ventanas, simplemente querías ganar una bonita vista sin que te costase mucho dinero.

Con el paso del tiempo la bonita vista continua pero tu gasto en la factura energética se ha disparado, ¿el problema?, tus ventanas son muy poco eficientes energeticamente y tu dinero se está escapando por ellas.

Un correcto aislamiento térmico de ventanas nos puede ayudar a ahorrar la no desdeñable cifra de hasta un 25% en nuestra factura energética.

La manera más sencilla de ahorra energía cuando en nuestra vivienda nos encontramos con unas ventanas aislantes que no cumplen esa función es la de cambiarlas. Actualmente podemos encontrar precios muy interesantes en  este tipo de material aislante.

Al hablar de eficiencia energética, los huecos del edificio, sobre todo puertas y ventanas, son los elementos a los que debemos prestar mayor atención. Durante el verano son el punto más débil por donde entra una mayor cantidad de calor lo que hace que abusemos del aire acondicionado y la factura energética se nos dispare. Por el contrario en invierno permiten que el calor escape al exterior y su inmediata consecuencia es un gasto mayor en calefacción.

Termografía ventanaAunque es cierto que las ventanas pueden ayudar a ahorrar gasto energético, estás deben de tener unas características aislantes térmicas que permitan aprovechar la luz natural por un lado sin dejar que se caliente la habitación o que se escape el calor una vez que el sol se ponga.

¿Cómo conseguir un buen aislamiento térmico de ventanas?

Las pérdidas de energía que se producen por los huecos de la vivienda se deben principalmente a tres factores;

  • Radiación solar sobre los vidrios de las ventanas. Como hemos mencionado anteriormente este fenómeno puede ayudar a calentar la habitación que recibe la radiación en invierno ahorrando gasto en calefacción, pero ese mismo fenómeno durante el verano sin la protección de unas ventanas aislantes, puede producir el efecto contrario, un aumento en el gasto de refrigeración. Para evitarlo deberemos utilizar el material aislante térmico adecuado además de procurar algún elemento de sombreado que reduzca la radiación directa sobre la ventana.
  • La transmisión térmica (U) a través de la carpintería y los vidrios. Este fenómeno se debe a la diferencia de temperaturas entre el exterior y el interior. Cuanto mayor sea la diferencia mayor será la transmisión térmica. Para solucionarlo debemos equiparar nuestro edificio con ventanas y carpintería con una transmitancia térmica baja.
  • Infiltraciones de aire del exterior al interior. Cuando la carpintería o las ventanas no encajan bien y por las grietas escapa el aire caliente en invierno o el frío en verano. La solución es conseguir unas ventanas de doble acristalamiento.

Ahora ya sabemos cómo se produce la perdida de energía en el hogar por los huecos del edificio, pero en el momento de ir a comprar unas ventanas nuevas, ¿en qué debemos fijarnos para escoger las que tengan unas características de aislante térmico mejores?

Existen unas características de las ventanas que debemos conocer para garantizar un correcto aislamiento térmico de nuestras habitaciones;

  • U del marco,la trasmitancia térmica del marco. Encontrar ventanas con un marco con una U por debajo de 2,2-2 W/m2*K es lo ideal para garantizar un buen aislamiento térmico de las ventanas.
  • U del vidrio, la transmisividad. En este caso el nivel que es aconsejable vidrios con una U por debajo de 1,8 W/m2*K.
  • G del vidrio, El factor solar del vidrio, sobre todo a tener muy en cuenta en lugares donde el sol tiene gran protagonismo y las ventanas se encuentran orientadas hacia el oeste y el este. Un valor de 0,5 es suficiente si utilizamos algún instrumento de sombreado, toldos persianas, para los días muy soleados del verano. En el caso de no disponer de ninguno de esos instrumentos deberemos comprar vidrios con factores por debajo de 0,5 de G.
  • TL del vidrio, la transmisión luminosa o la cantidad de luz que deja pasar el vidrio. Un vidrio normal sin ningún tratamiento tiene un TL del 80%. Conseguir unas ventanas con un TL de 60-65% será suficiente para conseguir una buena eficiencia energética.

Al reducir las pérdidas de energía de la vivienda además de ahorra dinero reduciendo nuestra factura energética también optimizamos la temperatutra de la vivienda y conseguimos un mejor confort.

Si después de obtener toda esta información te has dado cuenta de que tu vivienda tiene muchas deficiencias energéticas y quieres empezar a reducir tu factura energética y ganar confort en tu hogar, ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a conseguirlo.